Mitos y verdades sobre la recarga de tu coche electrico

 

Siempre se espera lo mismo de las tecnologías disruptivas. Ante lo nuevo y la desinformación, surgen los mitos y se da el mismo ciclo donde los escépticos del principio terminan adaptándose al cambio años después de haber despotricado tanto.

Hasta ahora nada había tambaleado más el trono de la industria automotriz tradicional que los últimos avances en movilidad eléctrica. Por más años que lleve esta tecnología buscando la adaptabilidad y demostrando la efectividad de sus avances, la mayoría de la población sigue haciendo la vista gorda.

La costumbre suele jugar en contra, por eso no se hace fácil la adaptación a los cambios que implican estas nuevas tecnologías. Podría incluso hablarse de cariño, tras tantos años conduciendo el mismo coche. Pero más allá de eso, sólo se está ignorando el inicio de una nueva era para el transporte.

Inclusive aquellos que apoyan el movimiento y celebran con afirmaciones futuristas sobre los vehículos eléctricos, por cualquier razón que se inventen, terminan sin ser partícipes del cambio.

Mucha gente en contra de lo eléctrico

Con o sin intereses de por medio, es normal escuchar entre amigos, foros de Internet y redes sociales a gente afirmando que aun falta mucho para que haya una transformación contundente que de paso a una nueva forma de movilizarse.

Esto ha generado una gran cantidad de rumores, algunos descabellados por decir poco:

Los coches eléctricos son un lujo para quien pueda pagarlo

Esta es una de las principales afirmaciones que vociferan ciertos detractores, y aunque ciertamente hay algunos modelos de lujo con precios realmente altos, por otro lado, puedes conseguir una buena compra por menos de 25.000 euros.

 

renault zoe electrico
Fuente: www.renault.es

Un ejemplo claro de esto podría ser el Renault ZOE life Flexi. Una versión de este modelo que puedes adquirir desde 20.600 euros; mientras un modelo que pudiera considerarse análogo a este, dentro de los coches por combustión, el Renault Clio de 90cv y cambio automáticose vende  por unos 18000 euros. Como verás este sale al menos 2000 euros más barato, dinero que te tocaría invertir de entrada, pero con el ZOE lo recuperarás a la larga, si tomas en cuenta los ahorros en costes de gasolina y repuestos mecánicos que te evitarás. Puedes hacer la cuenta tu mismo con nuestra calculadora de ahorros.

Si a esto sumamos automóviles como el Tesla Model 3, que se espera compita directamente con autos como el Mercedes Clase C o el BMW Serie 3, a precios que posiblemente ronden los 35.000 – 40.000 euros, se puede observar que no será justamente el precio lo que genere motivos suficientes para excluir esta tecnología.

Mucho tiempo de recarga para unas pocas horas de autonomía

Los tiempos de recarga de baterías y la necesidad de contar con infraestructura propia es uno de los aspectos que recibe más ataques, sin considerar las distintas posibilidades que existen para adaptarse fácilmente a este nuevo sistema.

Lo más recomendado es instalar un cargador semi-rápido, que reduzca los tiempos de carga a a 4 horas y fomentar el hábito de cargar por las noches, donde tienes dos ventajas:

  1. Ahorras dinero porque aprovechas la hora Valle.
  2. Lo más probable es que estés durmiendo.

Estos cargadores pueden ser instalados en tu vivienda o garaje comunitario, sin necesidad de solicitar permisos complicados y con la posibilidad de obtener ayudas para su financiación o disminución en los pagos de impuestos.  

Además, cada vez hay más lugares públicos donde puedes optar por recargas rápidas que te aseguran hasta un 80% de carga en pocos minutos, eso sí, toca verificar si la batería de tu vehículo es apta para este modelo de cargadores.

Es posible sufrir una descarga mientras manipulas los cables de tu coche

Un mito bastante improbable, pero que no deja de estar en la palestra. Mucha gente afirma que es posible terminar electrocutado al manipular de forma indebida las conexiones eléctricas para recargar el vehículo, que incluso es posible sufrir incendios en las estaciones causados por cortocircuitos.

cargar coche electrico
Fuente: https://pixabay.com/

Esto no podría ser más falso. Las medidas de seguridad dispuestas en los sistemas de recargas de autos eléctricos son una de sus principales características, y en parte requisitos de sentido común, antes de salir al mercado.

No hay transferencia de carga hasta lograr un acople correcto entre los terminales. Además toda la estructura está perfectamente aislada para evitar cualquier choque eléctrico que resulte perjudicial para el usuario.

Para evitar accidentes eléctricos, lo importante, como hemos comentado hasta la saciedad en ocasiones anteriores, es conectar tu coche eléctrico a una infraestructura de recarga que cumpla con la normativa vigente. Para ello, la instalación debe haberla efectuado un instalador homologado y haberla legalizado ante Industria.

Pasarse o no al movimiento eléctrico es una decisión bastante personal pero debe siempre estar fundamentada en hechos y no en inventos o comentarios sin sentido. Tanto si termina siendo por deseo propio o adopción necesaria en el futuro, vale la pena estar actualizados y ver cómo evolucionan las soluciones a los principales problemas que hoy en día pudieran presentarse.

Por eso te invitamos a mantenerte informado, a seguir a las comunidades adecuadas y mantener un criterio con base, independientemente de que te cambies este año o en 2025, es un movimiento que vale la pena seguir. Para facilitarte estar al día, te animamos a suscribirte a Emobility Advisor para recibir nuestra newsletter con las últimas noticias del sector directamente en tu correo electrónico.

 

Deja un comentario