Tesla: el próximo Amazon de la movilidad eléctrica

tesla HQ

Tesla comenzó como una compañía dedicada al diseño, fabricación y distribución de coches eléctricos, y con el tiempo ha demostrado un claro liderazgo el mercado de la movilidad eléctrica gracias a sus innovaciones.

Pero los planes de Tesla no se detienen ahí, según Miriam Tuerk: 

“la empresa de coches eléctricos está trabajando para descentralizar la distribución de energía y ofrecer una alternativa a los servicios públicos… de este modo Tesla está demostrando que si las exigencias no son alcanzadas por las empresas tradicionales de servicios públicos, se quedarán sin una cuota de negocio.

 

 

Sin competencia no habrá cambios

Hoy en día la industria eléctrica se encuentra dominada por monopolios que operan de forma regional, esta naturaleza centralizada evita que haya cambios significativos en la forma en que se ofrecen los servicios, haciendo realmente limitados los avances.

La falta de competencia en el sector hace que las empresas dedicadas no tengan ninguna necesidad de mejorar sus servicios, ofrecer nuevas soluciones, o bajar sus precios, pero esto podría estar a punto de cambiar en los próximos años.

Tesla busca matar dos pájaros de un tiro: movilidad eléctrica y energía sostenible

Tal como hizo Amazon en su momento, proporcionando una solución disruptiva para la venta y distribución de bienes de forma online, para luego avanzar al negocio de los servidores y convertirse en una parte clave de la infraestructura de la industria tecnológica, como lo hizo con Amazon Web Services.

Tesla busca aplicar una estrategia similar en la industria de la movilidad eléctrica y la energía.

Primero se ha coronado líder en la industria de coches eléctricos de lujo, reinventando un producto existente, mejorando aspectos claves en su diseño y desempeño, aunque en principio a precios exorbitantes para el usuario medio.

Ahora con el reciente lanzamiento del Tesla Model 3, la empresa apuesta por alcanzar un mercado más amplio, ofreciendo coches a precios más accesibles, decisión que los lleva a afianzarse cada vez más en el mercado de los coches eléctricos.

Esta misma estrategia está siendo empleada por Tesla, para el almacenamiento y distribución de la energía.

Según Tuerk, “las soluciones de energía de Tesla comenzaron con su Powerwall, un producto de almacenamiento de energía que nuevamente entra como reingeniería de una tecnología ya existente, en este caso como una fuente de energía lujosa para el hogar… Pero la pregunta ahora es:

¿Puede este tipo de productos llegar a ser lo suficientemente accesibles para lograr su masificación en el futuro?

Elon Musk cree que sí, y el éxito obtenido con su compañía de coches eléctricos, Tesla, indica que suele tener razón.

tesla powewall
Fuente: Tesla

De este modo Tesla planea entrar en el negocio de la energía, convirtiéndose en un posible dolor de cabeza para la industria actual, la cual tendrá que adaptarse o probablemente extinguirse con los años, aunque no será una batalla sencilla.

En el momento en que Tesla adquirió SolarCity, en 2016, amplió por mucho su alcance en el área de distribución y almacenamiento de energía, de hecho, este ala de la empresa pasó a llamarse de forma oficial “Energía Tesla”.

El objetivo con esto es crear una alternativa todo en uno de energía sostenible que tenga el potencial de competir directamente con los proveedores de energía fósil de todo tipo.

Con SolarCity de su lado, Tesla ahora puede combinar tecnologías y ampliar el alcance de los productos que puede ofrecer, de este modo ir avanzando en una industria que por ahora tiene mucho que ofrecer.

=====

Fuente: Forbes

Deja un comentario