Preguntas frecuentes sobre el punto de carga

Si estás considerando pasarte al lado más verde de la movilidad comprándote un coche eléctrico, tienes un par de modelos en mente, pero traes la cabeza llena de dudas sobre cómo harás para resolver lo de tu punto de carga

¡Despreocúpate! porque hemos hecho está lista básica de preguntas frecuentes pensada justamente para guiarte en este proceso.

¡Empezamos!

¿Es necesario tener un punto de carga en casa para poder pasarse a la movilidad eléctrica?

No es extrictamente necesario, pero sí resulta muy conveniente.

Imagina que sólo puedes cargar tu teléfono con el cargador prestado de algún vecino o alguien en la oficina, dependiendo de su voluntad y siendo imposible programar la recarga por la noche, para que te dure todo el día.

Super incomodo, ¿verdad?

Tener un punto de carga propio en tu domicilio o garaje comunitario es lo más recomendable, principalmente porque te permite aprovechar “la tarifa supervalle” y ahorrar dinero.

Además podrás programar la recarga de tu coche, en tu  propia plaza y mediante un procedimiento seguro para ti y la batería de tu coche.

¿Cuánto cuesta un punto de carga de coche eléctrico? ¿Quién realiza la instalación? ¿Cuánto tarda el proceso? ¿Incluyen el equipo?

Emobility Advisor  te puede asesorar sobre estos temas y cualquier otra situación que esté relacionada con la movilidad eléctrica. Explora nuestros servicios e incluso solicita tu presupuesto online sin ningún compromiso.

Tenemos todo lo que necesitas:

  • Punto de carga que se ajusta a tus necesidades
  • Nuestra red de instaladores certificados se encarga de tu infraestructura de recarga eléctrica
  • Precios extremadamente competitivos.

¿Hay algún ente privado o estatal que ayude con la inversión inicial?

Cada vez son más los usuarios que se suma a la movilidad eléctrica, esto ha generado que empresas tanto privadas como estatales se sumen a la colaboración de impulsar este movimiento.

Puedes leer más sobre este tema en este artículo que te contábamos hace unas semanas y esta última actualización del nuevo plan VEA que estará operativo en los próximos meses.

¿Es difícil aprender a usar un punto de carga?

No, para nada, es tan simple como conectar la manguera al coche y dejarlo cargar. Por lo general un vehículo completa su carga en 4-6 horas (asumiendo baterías con capacidades entre 20kW y 30kW), todo dependerá del tipo de punto de carga que hayas instalado.

Al finalizar sólo desconectas la manguera, pones todo en su sitio y arrancas.

Otra ventaja y aspecto importante a considerar es que, una vez instalado, el equipo dura para toda la vida, incluso si llegases a cambiar de modelo de coche, en el peor de los casos, sólo tendrás que cambiar el conector y listo. Esto último, de cambiar de conector, es cada vez más infrecuente ya que todos los modelos de vehículos eléctricos comercializados en Europa está convergiendo a utilizar el mismo tipo de conector.

¿Cómo es eso que el tiempo depende del tipo de punto de carga instalado?

Existen varios tipos de recarga disponibles en el mercado, esas son:

El punto de carga convencional: éste es el básico recomendado para cualquier tipo de usuario que le de un uso promedio a su automóvil. Este funciona con corriente alterna hasta una potencia máxima de 7,3 kW en monofásico y hasta 22kW en trifásico.

Con este tipo de recarga, es ideal usar el horario nocturno para aprovechar la tarifa supervalle, entre la 1:00h y las 7:00h.

Un punto de recarga rápida: trabaja con corriente continua, utilizando potencias incluso superiores a los 50kW y cargando la batería de los coches que soportan este tipo de recargas en menos de 30 minutos. Este tipo de recarga es la utilizada en entornos públicos en carreteras y algunos centros comerciales. 

¿Qué punto de carga me conviene?

Un punto de carga convencional es lo ideal para la instalación en viviendas unifamiliares o garajes comunitarios.

Te permite completar la recarga de la batería de tu coche de madrugada, permitiéndote realizar, al día siguiente, de nuevo tu recorrido diario de forma segura y eficiente.

La autonomía de los coches eléctricos está en constante evolución. Pronto quedarse sin carga dejará de ser una preocupación entre los usuarios de los coches eléctricos.

Los puntos de recarga rápida suelen implementarse en lugares públicos, carreteras, centros comerciales, y su función es mayormente de apoyo y emergencia.

Conclusión

El desarrollo de la infraestructura de recarga adecuada será muy importante para apoyar los avances y el despliegue masivo de la electromovilidad. Los que estamos aquí sólo somos usuarios pioneros de un movimiento que será la norma en el futuro, haciéndonos responsables en gran parte de su éxito.

Deja un comentario