¿Cuáles son los modos de carga y por qué debo conocerlos?

coche electrico mdos de recarga
Fuente: https://pxhere.com

En los artículos anteriores hemos estado desarrollando cada aspecto involucrado en el proceso de recarga de tu coche eléctrico.

Pudimos aprender sobre los diferentes tipos de conectores que existen en el mercado, donde concluimos que uno de los conectores por excelencia que desde ya se perfila como favorito para el futuro de los coches eléctricos en Europa es el Combined Charging System (CCS) o también conocido como tipo 2.

A continuación, hablamos sobre un aspecto muy importante en el momento de cargar tu coche y es el tipo de recarga a utilizar, donde la recomendación que se hizo fue instalar un punto de recarga propio.

La ventaja principal es poder contar con la libertad de elegir tus horarios de recarga, pero tratar de hacerlo en horario nocturno, cuando las tarifas de electricidad bajan considerablemente durante las horas valle.

Para finalizar este trabajo sobre los elementos principales que debes considerar cuando se trata de recargar un coche eléctrico, solo queda hablarte un poco sobre los modos de carga.

Modos de carga

modos de recarga coche electrico
Fuente: https://www.peugeot.es

Los modos de carga son una forma de definir el grado de interacción que tendrá el coche con el punto de recarga y de qué forma tú como usuario podrás controlar el proceso: programación, estatus y gestión.

  • Modo 1

    Es el que se da cuando se usa un conector convencional, tipo schuko, presente en un enchufe doméstico. Aunque hay conexión, no existe comunicación real con la red eléctrica. Este tipo de conector doméstico no permite su uso prolongado en el tiempo a más de 10 A, y una potencia máxima de 2.3kW. Su uso no está pensado para automóviles eléctricos por ser el modo más inseguro de recargarlos. 

  • Modo 2

    En este caso la comunicación con la red es limitada, y aunque el conector podría seguir siendo uno tipo schuko del lado de la red, en el lado del coche puede variar. Ya es el cable del vehículo el que trae incorporado un elemento de control básico que ayuda a verificar que la conexión entre el coche y la red de recarga es correcta.  En cuanto a la tensión y potencia máxima no varía demasiado del modo anterior.

  • Modo 3

    A partir del modo 3 el nivel de comunicación entre el vehículo y la red eléctrica se vuelve avanzado. En este caso debe instalarse un punto de recarga dedicado haciendo uso de un WallBox, un terminal de recarga que dispone de todos los elementos de seguridad y gestión de carga necesarios para garantizar que tu coche se cargue sin problemas. Actualmente, este tipo de terminales de recarga proporcionan potencias de recarga de hasta 7,36 kW en instalaciones monofásicas y hasta 22 kW en instalaciones trifásicas. Es el modo recomendado para aquellas personas que desean saltar a la movilidad eléctrica instalando su propio punto de recarga.

  • Modo 4

    En este caso ya existe un nivel de comunicación avanzado con la red de recarga de baja tensión, y se combina tanto carga en corriente alterna como en corriente continua. Se utilizan conectores como el CHAdeMO o el CSS (IEC 62196) . De momento solo se da con recargas rápidas, situadas en instalaciones conocidas como “Electrolineras”. Son instalaciones muy costosas dedicadas a la recarga en espacios públicos. Pueden alcanzar más de 240kW de potencia, aunque en España lo común es que no exceda los 125kW con unos 400A de intensidad máxima de corriente.

Compartiremos este vídeo, dónde podrás ver el proceso de recarga de en vivo de un Renault ZOE con algunas recomendaciones.

Con esta entrada completamos el objetivo propuesto hace tres semanas de ofrecerte la información sobre los 3 elementos básicos que debes conocer sobre recargas de coches eléctricos, cualquier duda, sugerencia o si requieres ayuda con la instalación de tu punto de recarga, no dudes en contactarnos.

 

Deja un comentario